Redes sociales para ligar y marketing digital

Redes sociales para ligar

Somos reticentes en el uso de las redes sociales para ligar en el sector del marketing digital. Pocas veces o casi ninguna he oído proponer a un profesional de social media o de SEO, de contenidos o de estrategia, la idea de usar una red social de contacto como canal para cumplir sus objetivos empresariales o llegar hasta el público objetivo deseado. Al igual que ocurre al admitir que pertenecemos a una de estas plataformas de forma personal.

Que levante el tuit cuántos usan Tinder o lo han usado alguna vez con la excusa de “una amiga me ha hablado de él y me ha creado un perfil” o “estaba de cachondeo con mis amigos”. Sea cual sea el motivo, lo cierto es que esta red social de contactos cuenta con la inestimable —e incierta— cantidad de unos 60 millones de usuarios —hace ahora un año que la cifra oficial la situaban en 50 millones y 10 millones de usuarios activos cada día—.

Y esta cifra no es para dejarla pasar como el que oye llover. Sobre todo, si tenemos en cuenta que contamos con un target tan definido como ávido de experiencias. Un perfil donde el sexo, la edad y la ubicación, por lo pronto, la tenemos junto a unos deseos en forma de persona de cualquiera de los dos sexos con otra edad y una ubicación cercana. Que necesitan lo mismo o, al menos, buscan lo mismo. Y cuyas conexiones con Facebook nos relevan además otros datos relativos a intereses personales. También otras informaciones más cualitativas como pueden ser las fotografías.

Tinder

Tinder, la aplicación de contactos personales con más éxito en la actualidad.

Pero esto no es exclusivo de Tinder. Otras tantas de estas redes sociales para ligar o de contacto requieren gran cantidad de datos de los usuarios, para que el perfil sea lo más parecido posible a lo que buscan desde el otro lado. La ficha de usuario de Adoptauntio.es, por ejemplo, define a la perfección a la persona que se sienta detrás del teclado. Porque la red va de eso, de encontrar a la persona que se ajusta exactamente a nuestras necesidades, con todo lujo de detalles.

Una mina de oro en forma de target

No faltan redes de este calibre donde se solicitan datos de todo tipo sobre los usuarios: Happn, Badoo, Ashley Madison, Lovoo, Meetic, eDarling, Zoosk, okCupid… y no os aburro más. Hay tantas que abruma. Además, y aunque todo llueva bajo el paraguas de las relaciones de cualquier tipo, no todas se dirigen exactamente al mismo público objetivo. Todos tenemos en mente qué clase de personas podrían entrar en unas y otras; si no, es la misma empresa quien se encarga de recordártelo: “eDarling, para solteros exigentes“.

Aún así, en la mayoría de ellas es complicado encontrar publicidad de forma tan frecuente como podemos ver en Facebook, Twitter o ahora Instagram, redes estas de contenido más generalista. ¿Por qué? Seguimos siendo prejuiciosos y nos cuesta admitir, en una especie de moral autoimpuesta, que de estas herramientas podemos sacar algo útil.

Lo he estado pensando, y realmente sería muy complicado trabajar con uno de nuestros clientes, Aguafría, que vende fuentes y dispensadores de agua para empresas y particulares, en una de estas plataformas de relaciones virtuales. ¿Se os ocurre a vosotros alguna idea?

Aunque tampoco resulta sencillo encontrar la forma de insertar nuestra publicidad. Plataformas como Adoptauntio, Badoo o Tinder no disponen de un apartado de publicidad en sus webs ni apps. Y la mayoría de las respuestas a los mails preguntando por el tema que nos incumbe son inexistentes o tan rígidas como automáticas. O confirmando que, efectivamente, no ofrecen ningún programa de publicidad, como me he encargado de comprobar (y podéis ver en la imagen inferior). Sin embargo, sabemos a ciencia cierta que en Tinder ya está empezando a funcionar la publicidad. Es sencillo, los anuncios son en realidad perfiles que pertenecen a empresas.

Publicidad en Badoo

Respuesta de Badoo a un mail sobre publicidad en su plataforma.

Resulta curioso no obstante cómo, con el perfil de usuario, uno se encuentra con decenas de bots publicitarios o con algún otro fin que nunca preferí descubrir. Porque quienes están detrás de estas máquinas han visto que en estos sitios está el target ideal para sus comunicaciones. No hace falta ser un lumbreras para darse cuenta. Pero claro, lo hacen bajo cuerda. De hecho, una de las condiciones del servicio de Adoptauntio especifica la imposibilidad de usar los perfiles con fines comerciales:

No utilizar el Sitio con fines comerciales o publicitarios. Les recordamos que la desviación de clientes a otro sitio podrá ser objeto de enjuiciamiento y una indemnización con un valor mínimo de 2000 euros serán requeridos así como la reparación de daños sufridos para el sitio AdoptaUnTio.es.

¿Cómo aprovechan entonces estas empresas su enorme potencial con el público que tienen? Las funcionalidades extraordinarias de las que disponen las cuentas premium de estas plataformas pueden ser la única idea. No sabemos si son lo suficientemente rentables como para sobrevivir, aunque viendo su éxito en cuanto a número de usuarios no sería de extrañar. Badoo contaba con más de 240 millones en marzo de 2015. Sí, esta cifra la acerca a gigantes como Twitter o Instagram. Sin parpadear, tras más de 10 años en el escenario virtual y compitiendo contra otras muchas redes de contacto. Así que sí, si sobrevive es porque saben lo que están haciendo.

Las grandes empresas sí hacen campañas

A pesar de todo lo anterior, parece que las grandes empresas, con recursos económicos suficientes y de reconocido prestigio, sí que se han atrevido a compartir el éxito con algunas de estas redes sociales para ligar. Tinder ya ha experimentado con publicidad en una campaña de Domino’s Pizza:

También lo hicieron desde Social Tees Animal Rescue. La acción usaba Tinder para concienciar a los usuarios de que había perros abandonados a los que poder adoptar. Si el swipp se hacía a la derecha, se iniciaba una conversación con el animal y se le daba a los usuarios la posibilidad de poder pasear con él para, definitivamente, poder adoptarlo después.

2 comentarios
  1. Patricia Maciá
    Patricia Maciá Dice:

    Desconocía la iniciativa de las grandes empresas en las redes sociales de ligoteo. Me sorprende a la vez que me agrada. Es un hecho que llegar al público objetivo es complicado y que es cierto que a través de estas redes sociales podemos tener la posibilidad de llegar, por eso me encanta que las grandes empresas intenten o consigan hacerse un hueco de la manera más original y creativa (como la de hablar, pasear y adoptar a un perro) por estas apps.

    Es genial ver como las marcas intentan escalar cada vez más lejos para tener alcance. Es genial ver cómo intentan abrirse camino por cualquier recoveco que encuentran.
    Estamos saturados de publicidad y eso es un hecho inamovible. Es obvio pensar que en un futuro no muy lejano, todas las redes de ligoteo abrirán sus puertas al mundo publicity.

    Gracias por la info. Ha sido muy útil para mí.

    Un saludo.

    Responder
    • Alvaro Olmo
      Alvaro Olmo Dice:

      ¡Gracias a ti, Patricia! Sí, es genial cómo pueden aprovecharse estas redes porque tienen a un target muy definido, pero a la vez es un poco desalentador que haya tantísimas empresas y profesionales sin ver las posibilidades que tienen.

      Un saludo y hasta el siguiente post 😉

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *