,

¿Es Whatsapp una red social?

Whatsapp

Ahora que, durante estos días, hemos conocido la noticia de que Whatsapp ha lanzado su aplicación nativa para Windows y Mac OS, nos ha vuelto a invadir la duda.

Y es que, en las oficinas de Segunda Planta, ya hace unos días, surgió la siguiente cuestión: ¿Es Whatsapp una red social o un servicio de mensajería? A raíz de una conversación entre @targess, @ingenio, @RaulDorado, @AlbertoPajuelo y quien firma, @AlvaroOlmo, en la que discutíamos si Whatsapp podía considerarse una red social o no, decidimos profundizar un poco más sobre esto y ponernos manos a la obra.

Sabiendo que el público es soberano, nos aventuramos a trasladar a Twitter nuestra duda, con los siguientes resultados:

A pesar de que la opción más votada fue la opción de aquellos que creen que no se trata de una red social, aún existía un 32% que considera que sí.

Nosotros, para responder a esta pregunta con algo de autoridad, nos hemos propuesto analizar las propiedades de las redes sociales y por qué Whatsapp pertenece a un bando u otro. Pero antes, ¿por qué es importante esta diferenciación? Porque el modo de empleo y cómo la conceptualizamos va a ser fundamental a la hora de usarlas para estrategias de marcas, de cara a su uso con clientes y, sobre todo, conociendo los principios de viralidad e influencia y su posible aplicación.

Las redes sociales tienen unas características concretas que determinan su modo de uso y que identificamos en los siguientes puntos:

  • En las redes sociales se produce una asociación de personas en torno a unos intereses comunes.
  • Están compuestas por nodos (personas o marcas) que se relacionan entre sí y que pueden formar figuras de redes.
  • Se comunican a través de internet, por parejas o grupos.
  • Las relaciones bidireccionales y los contenidos son el músculo de las redes sociales, aunque el contenido no es estrictamente necesario.

Pero también hay rasgos de diseño o técnicos, menos conceptuales, que pueden ayudarnos a definir:

  • Los servicios de mensajería no disponen de un muro y, por lo tanto, no disponen de mensajes públicos.
  • Los usuarios de las redes sociales tienen un perfil con información personal.
  • Las redes sociales fomentan el contacto con otras personas.
  • En los servicios de mensajería, los contactos son personales y de individuo a individuo, exceptuando los grupos, en los que un usuario debe dar acceso previamente.
  • En los servicios de mensajería no existen buscadores de contenido ni de usuarios.
Redes sociales

Los nodos y sus nexos forman las redes sociales

En Snapchat, por ejemplo, encontramos algo parecido a un muro. Sin embargo, la falta de interacción con cada una de las actualizaciones o posts vuelve a ponernos en duda: ¿red social o servicio de mensajería? Si observamos las tendencias, las aplicaciones más utilizadas son, por un lado, sustancialmente aplicaciones de mensajería móviles, y por otro, una mezcla entre ambas versiones. El propio Snapchat, Instagram o Periscope. También ocurre con la definición de Twitter, un microbloggin’, podríamos decir que está a caballo entre todas las opciones disponibles.

En el otro lado estarían Facebook —quien más esfuerzos está haciendo para adquirir características propias de las redes más móviles o los servicios de mensajería con Facebook Messenger—, LinkedIn, Pinterest o Google Plus, entre otras.

Viralidad e influencia: ¿un factor exclusivo de las redes sociales?

Se me plantean varias cuestiones: ¿es la viralidad un aspecto fundamental de las redes sociales? ¿Cómo funciona la influencia en Whatsapp? No podemos responder de una forma estricta a estas preguntas porque, en lo referente a la privacidad, en su mayoría, nos dejan jugar con estos elementos más o menos a nuestro antojo. Si mi perfil y contenidos de Facebook están estrictamente cerrados a la vista de terceras personas, aquellas que no son contactos directos no pueden visualizar lo que he publicado. En Twitter e Instagram, las cuentas candado. En Snapchat, aquellas personas a las que tenga agregada. Etcétera.

Por lo tanto, ni la viralidad ni la influencia son conceptos necesarios para que exista una red social, si nos atenemos al párrafo anterior. Sin embargo, el concepto mismo de red social nos sugiere lo contrario.

Las investigaciones han mostrado que las redes sociales constituyen representaciones útiles en muchos niveles, desde las relaciones de parentesco hasta las relaciones de organizaciones a nivel estatal (se habla en este caso de redes políticas), desempeñando un papel crítico en la determinación de la agenda política y el grado en el cual los individuos o las organizaciones alcanzan sus objetivos o reciben influencias. La red social también puede ser utilizada para medir el capital social (es decir, el valor que un individuo obtiene de los recursos accesibles a través de su red social).

Wikipedia.

Son herramientas, no redes sociales

Es importante saber que no estamos hablando de redes sociales cuando nos referimos a Facebook o Instagram, sino de herramientas o servicios que nos ayudan a gestionar las redes sociales. En las redes sociales sí existe una influencia obligatoria de los miembros que la componen, que puede traducirse en viralidad dependiendo de la composición de la red y del tipo de relación existente entre los nodos. Pero son las herramientas las que facilitan o ponen barreras a esas redes sociales.

Con esta premisa, podrías deducir que Whatsapp, por un lado, facilita el contacto con los nodos de las redes sociales, pero no ayuda al contagio social, a la influencia en forma de red, sino de manera mucho más puntual y personal, nodo a nodo. Estaría cumpliendo algunas de las funciones de la red social pero evitando otras. ¿Cómo podríamos entonces responder a la pregunta inicial? Quizás, simplemente, no podamos. Pero sí que podemos conocer cuáles son las posibilidades reales que nos ofrece la herramienta, y saber por tanto explotarlas en favor de la comunicación y el marketing de nuestras marcas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *