Las webs y los blogs son una necesidad fundamental para todas las marcas que quieran tener una presencia online consistente, y, como ya hemos mencionado en posts anteriores, es necesario dedicarle a estas plataformas toda la atención que se merecen, puesto que, tanto unos como otros, son parte fundamental de nuestra estrategia de marketing, y, por supuesto, porque suponen la tarjeta de presentación de nuestro negocio para con los clientes.

Ya hemos hablado también de la necesidad de adaptar nuestra web o nuestro blog a las necesidades de los clientes, creando sites en los que la información no esté enterrada bajo toneladas de elementos que distraigan la atención del visitante y dotándolas de una más que aceptable usabilidad.

Pero las marcas necesitan tener en cuenta que cada vez más es el tráfico que se genera a través de los dispositivos móviles que permiten trabajar y consultar internet desde cualquier, tráfico que ha aumentado en los últimos años de forma considerable gracias a la enorme proliferación de smartphones y tablets, por lo que es imprescindible que adapten sus webs y blogs de modo que tengan una correcta visualización en ellos.

Es la responsive web, una web que se adapta a los distintos tamaños de pantalla de los diferentes dispositivos. Lenguajes de programación como HTML5 y CSS3 están especialmente diseñados para ello.

Uno de sus principales argumentos a favor es que los usuarios, como hemos dicho antes, cada vez usan más sus dispositivos móviles para navegar por internet, y si nuestra web no cumple este requisito, el ser adaptable, perderemos una gran cantidad de visitas, además que nos permite ser mucho más competitivos respecto a empresas que tienen más recursos y pueden permitirse crear una versión de la misma web para cada tipo de dispositivo.

El hecho de crear una web adaptable o una responsive web nos permite ahorrar costes, puesto que sólo necesitaremos crear una web que se adapta a todos los dispositivos, y no varias (un punto muy importante, sobre todo considerando en la situación económica en la que nos encontramos en la actualidad).

Por otro lado, otra ventaja es la familiaridad con el site, es decir, cuando creamos varias versiones de una misma web corremos el riesgo de que no sea la misma web, mientras que si lo que creamos es una responsive web el sitio será exactamente el mismo, sólo que adaptado a uno o a otro dispositivo.

Un contra, que no todo van a ser pros, es que la responsive web no tiene en cuenta otro aspecto sino la pantalla del dispositivo en el que vamos a visualizarla, por lo que la funcionalidad puede verse un poco mermada en pro de la correcta vista y es necesario tener un plan B si esto ocurre.

No obstante, adaptar la web o el blog a los dispositivos móviles es un imperativo para las marcas.

¿Tu sitio está adaptado?
2 comentarios
  1. diseño paginas web
    diseño paginas web Dice:

    quien puede hacer un diseño de páginas web multifuncional tienen una gran ventaja sobre los que sólo saben hacer sitios para, por ejemplo, los típicos ordenadores. Claro que no tienen que ser diseños súper estrambóticos: yo por lo menos prefiero mucho el minimalismo

    Responder
  2. Sandra - Diseño Web
    Sandra - Diseño Web Dice:

    Creo que los sitios web que no se adapten al responsive design quedarán desfasados en muy pocos años, yo por mi parte estoy aprendiendo a fondo todo el tema para crear la nueva interfaz de mi blog 100% responsive. Debemos empezar a cambiar el chip del diseño web, empezando por el layout móvil y de aquí ir aumentando resoluciones

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *