Qué incluir en una auditoría SEO

Google

Para hacer una auditoría SEO a una empresa hay que ser un profesional con experiencia en SEO.

Lejos de parecer una afirmación tan de Perogrullo que roza lo pretencioso, se hace necesario en muchas ocasiones dejarlo claro a clientes y no tan clientes, supuestos especialistas en posicionamiento que enarbolan la especialidad quedando luego en rotunda evidencia.

En SegundaPlanta hacemos habitualmente auditorías SEO, así como otros análisis previos sobre contenidos, social media o usabilidad, por ejemplo. Y esto quiere decir que contamos en nuestra plantilla con expertos en posicionamiento web, que investigan de forma continua, que están atentos a los últimos cambios, que estudian esas novedades y que hacen pruebas diarias. Y que, además, establecen un feedback incesante de opiniones e intercambio de pareceres profesionales con el resto de compañeros, especialistas en otras materias pero que, inevitablemente, han de relacionar sus conocimientos para una mejora global de cada una de las competencias de la agencia.

O lo que es lo mismo, tener una visión global del conjunto de necesidades de nuestros clientes.

Para llegar a este punto, y antes de empezar a realizar una auditoría SEO, hemos estudiado la teoría y la hemos aplicado en innumerables ocasiones. Por eso hoy os presentamos los puntos principales a través de los que desarrollamos este tipo de trabajos.

Cada uno de estos puntos requiere una fase de recopilación de datos, de investigación, de análisis de todo lo observado y sus posteriores conclusiones. Esto nos sirve para saber en qué punto se encuentra el cliente y cuáles son, según nuestro juicio y en línea con los objetivos de la empresa de los que previamente nos habremos informado, las necesidades de la empresa o marca. En definitiva, si los resultados que están obteniendo gracias a su posicionamiento no son los deseados y por qué está ocurriendo esto.

 

Las 10 categorías de la auditoría SEO

A pesar de que cada cliente tiene sus necesidades, y muchas veces distan entre sí, hemos considerado estos puntos como esenciales a la hora de elaborar una auditoría SEO:

 

Corrección de factores WPO para una auditoría SEO

En este punto analizaremos varios factores de optimización que resultan claves para la mejora de la experiencia de usuario y, en añadido, al posicionamiento de nuestra página. Toda estrategia SEO debe contemplar, antes de cualquier otro trabajo SEO, la optimización de estos factores, ya que van a influir directamente en un mayor rendimiento del resto de factores SEO a trabajar. Aunque ya lo hemos indicado en anteriores artículos, en este punto contemplamos factores como la compresión de la página, las reglas del caché de navegador, la optimización de imágenes (desde el punto de vista de compresión y adecuación al marco donde son mostradas), el tiempo de respuesta del servidor, e incluso aspectos como la geolocalización de la dirección IP o la caducidad del dominio de nuestra página web.

Análisis de la estructura de URLs

Llegados a este punto, debemos realizar un análisis inicial de la estructura de urls amigables, teniendo en cuenta la relevancia del contenido mostrado en la página, así como la correcta animación de las urls y los términos empleados. Aquí debemos tener en cuenta las particularidades del proyecto que vayamos a auditar, sobre todo, para poder proponer en una fase posterior de consultoría mejoras adaptadas a la idiosincrasia del mismo.

Detección de páginas duplicadas

Este punto que a veces nos resulta tan obvio, no se tiene en cuenta en muchos de los proyectos para los que trabajamos. Realizaremos siempre un análisis del contenido considerado duplicado, aunque dependiendo de la cantidad y el tipo de contenido duplicado no tendrá por que ser motivo de penalización en sí mismo, es un indicador más para el SEO sobre la calidad del trabajo que estamos realizando. Este problema se produce normalmente cuando un mismo contenido es mostrado en múltiples URLs, normalmente no de forma intencionada, sino debido a un mal uso de la estructura de etiquetas y categorías de nuestras páginas web, así como a una mala comprensión del uso de las metaetiquetas, provocando a su vez una peor indexación de las páginas afectadas, y por consiguiente, desencadenando una peor visibilidad de las mismas.

Revisión de ficheros. Robots.txt y sitemap.xml

Este punto de la auditoría SEO que en ocasiones lo englobamos dentro de los factores de corrección WPO, al ser un apartado algo más técnico, consideramos que tiene la suficiente importancia como ser independiente, debido a que ambos son considerados las puertas de entrada a nuestra web, tanto para establecer las reglas de acceso a nuestra página de las distintas arañas existentes en la red, como para indicar claramente la estructura de nuestro árbol web, así como la jerarquía y nivel de importancia de cada una de nuestras páginas a cualquiera que lo requiera sin necesidad de realizar una navegación exhaustiva por el interior de la misma.

 

Imágenes

Hoy día, todo proyecto web utiliza una gran cantidad de material gráfico de calidad, cobrando cada vez más importancia en los motores de búsqueda. Pero por norma general no aprovechamos este esfuerzo para indexar dichas imágenes de forma adecuada en los buscadores. Para ello debemos tener en cuenta dentro de la auditoría SEO, y corregir en función a los recursos humanos de los que dispongamos, factores como el nombre de los ficheros subidos, la geolocalización de las imágenes (en función del tipo de negocio que desarrollemos), su compresión y adaptación, así como todas las metaetiquetas relacionadas con la imagen ( revisamos los títulos y descripciones de las mismas, para que no existan duplicidades y porque nos ayudarán a posicionar.).

Optimización de metaetiquetas y análisis de la estructura de la información

No debemos olvidarnos nunca de realizar una buena estructura de la información, mediante encabezados adecuados a nuestro proyecto, sin olvidar una buena estructuración de los contenidos expuestos. Para ello, dentro de la auditoría SEO, haremos una revisión del correcto uso de las metaetiquetas. Títulos, metadescripciones, etiquetas h1, h2 y h3, etc.

Procurando que todas ellas estén dispuestas de una forma lógica, evitando en todo momento tener más de una etiqueta h1 en cada una de las páginas de nuestra web, estando siempre relacionada con los términos que queramos posicionar. Aprovechando las etiquetas h2 y h3 siempre que sea posible para las divisiones entre los bloques temáticos, pensando siempre en el posicionamiento long tail.

 Description

Densidad y calidad del contenido indexado

Llegados a este punto de la auditoría SEO, debemos estudiar el volumen de lenguaje natural que tiene cada una de nuestras páginas. De nada servirá una página web con gran infinidad de secciones si el ratio de texto/código HTML está por debajo de unos niveles recomendados, desencadenando que en la mayoría de las ocasiones, los robots de los buscadores rastreen en menor medida estas páginas, priorizando aquellas que consideren que tienen un contenido relevante para el usuario. Por lo que debemos, siempre que sea posible, y la naturalidad de los textos lo permita, aumentar el número de palabras por página.

Los contenidos cada vez cobran más importancia en el SEO. Por eso, una de las patas fundamentales de la auditoría es una revisión de su estrategia de contenidos y de cómo este está atrayendo al público objetivo. Esto implica tanto la propia estrategia que se está siguiendo, como un examen en profundidad de la redacción de textos y el formato de los contenidos publicados, y su posterior distribución a través de los canales sociales. Se evaluará si gracias al contenido se está atrayendo al público cualificado, si es interesante para los consumidores, si genera visitas y baja la tasa de rebote, si está posicionando a partir de palabras clave, incluso si está afianzando una imagen de marca afín a lo que la empresa vende.

 

Análisis del tráfico

Estudiando factores tales como el porcentaje de rebote, páginas vistas por sesión y tiempo medio de la visita, mediante el uso de herramientas de analítica web, podremos legar a conclusiones en relación a la experiencia de usuario en nuestra web, siendo uno de los factores indirectos más importantes en el posicionamiento de nuestra página web. De nada nos servirá tener la página optimizada al máximo en cuanto al resto de factores SEO, si una vez que el usuario está dentro de la misma, no la considera relevante y vuelve a los buscadores. Esta respuesta del usuario puede lograr tanto que ganemos varios puestos en las SERP, como que lleguemos incluso a desaparecer de las mismas.

 

Link-building

El link-building o estrategia de enlaces tiene a día de hoy un gran peso dentro de toda estrategia de posicionamiento web, llegados a este punto diferenciaremos entre dos tipos de enlaces, los enlaces internos que podremos controlar y optimizar desde nuestra propia página, y los enlaces externos o backlinks, de dependerán en gran medida de la calidad de nuestro contenido, así como las relaciones que tengamos con la red.

Enlaces internos de la página

En este punto de la auditoría SEO, analizaremos la estructura y jerarquía de los enlaces internos, ya que a través de estos, podemos controlar la relevancia que queremos dar a determinadas páginas y keywords relacionadas, facilitando que los buscadores las indexen mejor, ayudando a su mejor posicionamiento en las SERP.

También detectaremos mediante herramientas profesionales todos los enlaces rotos para su corrección, algo que resulta fundamental para la experiencia de usuario.

Backlinks

En este punto no todo vale, dentro de la auditoría SEO debemos analizar la cantidad y calidad de enlaces que apuntan hacia nuestra página web, procurando siempre enlaces de sitios con autoridad y lo más relacionados con nuestra área de actividad. Siendo siempre una prioridad detectar los enlaces perjudiciales para nuestro sitio, pudiendo posteriormente revocarlos mediante las herramientas para webmasters de Google.

 

Posicionamiento actual de palabras clave

Realizaremos una fotografía del estado actual de posicionamiento de la página web, mediante un estudio de las palabras clave que actualmente indexan este proyecto. No tiene por qué coincidir con la intención inicial del cliente, para lo cual, en una fase posterior de consultoría, deberíamos estudiar qué términos quieren posicionar y por qué motivos, así como realizar un estudio de mercado para saber cuáles de esos términos tienen un número de búsquedas suficientes y conocer también su competencia.  El estudio nos dirá además si dentro del sector de la empresa existen otros términos más adecuados con los objetivos.

 

Herramientas para hacer una auditoría SEO

Estas son las principales herramientas que vamos a utilizar en la auditoría SEO para nuestros clientes. Los factores y las circunstancias de cada cliente y de cada necesidad nos determinarán si usamos unas u otras, pero las cinco que mencionamos a continuación nos van a resultar muy útiles para distintas funciones.

  1. SemRush: será la herramienta principal para el análisis de palabras clave, visión general del dominio, backlinks o investigación orgánica. Nos ayudará dentro de la auditoría SEO también a encontrar qué errores detectamos en nuestra página.
  2. AHRefs: fundamental para toda auditoría SEO, para examinar backlinks de forma más profunda y precisa.
  3. PageSpeeds: nos identifica errores que Google considera importantes para el posicionamiento en su buscador. Los factores de la auditoría SEO que analiza se relacionan directamente con el WPO.
  4. Google Search Console: identificamos palabras clave, encontramos errores de rastreo y de los datos estructurados de la página, así como en el html.
  5. Google Analytics: se puede hace un examen más minucioso del tráfico y rebote de la página si tuviéramos los permisos previamente para realizar la auditoría.

 

Por supuesto y como decíamos al inicio, lo ideal es contar con profesionales del SEO para hacer una auditoría con todas las garantías, como bien hacemos en Segunda Planta. Si necesitas realizar una auditoría SEO de tu página web, no dudes en escribirnos a info@segundaplanta.com o a través de nuestra sección de contactos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *