Como ya sabemos, una página web de calidad para nuestra marca o empresa garantiza que los usuarios y los potenciales clientes van a poder encontrarnos entre la gran cantidad de marcas presentes en la web, aunque eso depende de nosotros, de cómo planteemos la web de nuestra empresa, del escaparate que le proporcionemos al usuario.

Como cuando paseamos por una calle con muchas tiendas, si el escaparate está bien montado, de manera atractiva para nosotros, nos paramos a observarlos.

Lo mismo ocurre con la web, y para ello, vayan aquí unos consejillos.

1. Planea el diseño y estructura de la web:  es fundamental crear y desarrollar un diseño que atraiga la atención de los usuarios. Piensa que el valor de tu web no sólo viene determinado por la forma y el contenido, sino por la manera en la que tus usuarios interactúan con ella, y sin olvidar que su principal función es la de promocionar a nuestra marca.

2. Piensa en cómo quieres organizar la información: esto nos ayudará a plantear la estructura de la web y ver cuántas páginas dentro de ella necesitamos para cumplir nuestros objetivos.  Además debes tener en cuenta que a los internautas no les gustan las webs en las que hay que dar muchos rodeos para ver la información que están buscando, así pues, crea una forma de navegación que permita ver en todo momento dónde estamos, de una forma clara y sencilla. Además ten en cuenta el lenguaje de programación que vas a utilizar para mejorar la indexación y el posicionamiento de tus contenidos.

3. Elige un diseño que sea intuitivo y que permita una visión de la web y favorezca la usabilidad, teniendo en cuenta siempre que la consistencia de nuestra web hace mucho más fácil la navegación, además de primar el pragmatismo. Otro factor a tener en cuenta es la coherencia, que permite manejar la información y realizar las tareas de cada usuario.

Coloca la información en lugares estratégicos, fáciles de localizar y de compartir, utilizando fuentes que sean fáciles de leer y, si fuese necesario, de imprimir.

4. Usa una estrategia en tu web: ten siempre presente de una manera clara los objetivos de tu página Web, no introduzcamos elementos en la web a tontas y a locas, hagámoslo con un criterio determinado y obedeciendo al plan anteriormente realizado. Siempre podemos probar con nuevas características y funcionalidades y, de esta manera obtendremos una información muy interesante por parte de la comunidad en forma de feedback.

Es fundamental asegurarnos de que nuestra web es correctamente indexada por los distintos motores de búsqueda y de que está optimizada.

La web muchas veces es el punto de comienzo en la interacción con nuestros usuarios y potenciales clientes, dale la importancia que se merece.

 

3 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Como ya sabemos, una página web de calidad para nuestra marca o empresa garantiza que los usuarios y los potenciales clientes van a poder encontrarnos entre la gran cantidad de marcas presentes en la web, aunque eso depende de nosotros, de cómo…  […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *