, , , , ,

Contenido de valor, ¿qué es y cómo crearlo?

 

Un contenido de valor es una pieza de comunicación que aporta beneficios al público objetivo al que va dirigido. Es fundamental que no pase desapercibido.

Para ello tiene que estar cuidado y ser relevante porque si no lo está, es lo mismo que si no existiese. Por eso, el usuario que visita tu sitio web tiene que encontrarse con un contenido de calidad ya que, si le gusta, puede compartirlo en su web o redes sociales haciendo que más personas o incluso, futuros clientes lleguen a tu web y puedan ver los servicios que la empresa presta.

¿Qué hacer para crear un contenido de valor?

Un contenido de valor es un contenido útil, por eso si lo es para tu audiencia lo es para ti.

Lo más importante que debe tener contener un post es:

  1. Información rápida y útil. Redactar un artículo antes que la competencia es un plus que puede ser muy positivo.
  2. Calidad, ante todo. Copiar contenido es perjudicial para tu web por dos motivos:
    1. Penaliza el posicionamiento orgánico (SEO) en buscadores.
    2. Puede provocar una crisis de reputación.
  3. Veracidad del contenido. Publicar un contenido falso puede llegar a crear un bulo que perjudique, y mucho, la reputación de tu empresa. Por eso, si se citan fuentes se debe comprobar antes que sean fiables.

Por otra parte, si queremos que nuestro contenido sea de calidad, nos sirva para el branding de nuestro negocio y que sea compartido en otras webs y redes sociales, nunca debemos realizar alguna de las siguientes acciones:

  1. Información falsa. Tienes que estar seguro que los datos o información que proporciones sean ciertas. Como recomendación contrastar diversas fuentes y triangular información.
  2. Errores ortográficos. Antes de publicar revisa la ortografía y sintaxis. No dejes que un buen contenido pierda valor por contener erratas.
  3. Enlaces rotos. En el caso de incluir links en tus posts comprueba que apunten correctamente a las direcciones electrónicas a las que apunten. Si con el tiempo detectas que algún enlace no es válido, modifícalo o elimínalo cuanto antes para no frustrar al usuario o para que no te afecte negativamente al SEO de tu portal web.

¿Post de 2.000 palabras?

Crear y publicar un post extenso es algo complicado e incluso puede llegar a ser una tarea bastante aburrida si no entendemos ciertos conceptos. Por eso, redactar post de 2.000 palabras o más, si se hace de manera adecuada y correcta, puede llegar a dar buenos resultados, alcanzando un buen posicionamiento en buscadores sobre determinadas palabras clave.

Si ya tienes alguna idea sobre la que escribir, pero no sabes qué orden debe llevar, te dejamos las secciones más importantes que debe contener para mantener un orden:

  1. Introducción. Contextualiza el contenido, pon antecedentes, introduce el concepto en los primeros párrafos.
  2. Descripción. Describe el concepto. Ofrece detalles interesantes. Trata de aportar alguna novedad.
  3. Ventajas. Haz un listado con los principales beneficios que ofrece.
  4. Inconvenientes. Señala las limitaciones, dificultades o problemas que pueden encontrar.
  5. Conclusión y breve opinión personal. Ofrece tus impresiones sobre la temática y destaca los puntos principales.
  6. Ejemplos (casos prácticos). Selecciona casos de uso cercanos para que los usuarios se puedan hacer una idea de qué tratas de transmitir.

Tiempo de permanencia y lectura

Para WordPress, existen plugins que hacen y muestran una estimación sobre el tiempo de permanencia y lectura que puede tardar un usuario en permanecer en la web y leer el post. Pero cuidado, porque mostrar esos datos puede ser un poco perjudicial.

Por un lado, ese tipo de información puede ser de gran atracción para el lector y así aumentan el tiempo que pasan en tu sitio web. Pero, si la publicación es muy extensa y toma varios minutos en leerla, el efecto de mostrar esos datos es negativo ya que la tasa de abandono puede ser muy alta.

Recuerda también que existen diversas métricas e indicadores que nos ofrecen información si el contenido que estamos generando es de valor, tanto Google Analytics como las herramientas analíticas de las redes sociales (Facebook Insights, Twitter Analytics, etc) nos proporcionan: tiempo de permanencia en la página, tasa de rebote, número de “me gusta” y “favoritos”, comparticiones y retweets, número de comentarios y calidad de los mismos, etc.

Si tenemos en cuenta éstas métricas podremos planificar los siguientes siguiendo el patrón de los que hayan alcanzado mayor éxito en términos de conversiones, alcance, posicionamiento, etc, de manera que estén alineadas a nuestros objetivos de negocio.

 

¿Y vosotros qué entendéis por contenido de calidad? ¿Tenéis alguna estrategia para desarrollar contenidos de valor? Si es así, estaremos encantados que compartas tus experiencias en los comentarios.

 

www.segundaplanta.com

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *