La lealtad del cliente, crear una relación valiosa con los clientes que tenga la consecuencia de que sigan comprando tu producto o servicio. Esta es la pretensión de todos los profesionales del marketing, ya que proveen un grupo de clientes para la compañía que compran constantemente el producto. Los clientes leales creen que el producto es el mejor de todas las marcas, lo que puede llevar a que más clientes lleguen a nosotros, puesto que el boca a boca entra en juego, y es un medio muy efectivo de publicidad. Para lograr esto, de cualquier forma, el cliente debe encontrar valor en nuestro producto.

Pero, ¿cómo lo conseguimos? Lo primero, el profesional necesita determinar qué necesidades del cliente tienen que ser satisfechas. Una vez comprendidas e identificadas, el producto se desarrolla en función de esas necesidades.

Por otro lado, hay que desarrollar una estrategia para atraer a nuestro público objetivo y comunicar el valor a los clientes. La segmentación, la división del mercado en segmentos de clientes, es fundamental en este punto. A continuación hay que desarrollar determinadas acciones de marketing para trasladar el valor del cliente. Estas son las cuatro P´sproduct, price, place and promotion (producto, precio, lugar y promoción). Todas estas herramientas contribuyen a la hora de formar un producto único. Finalmente, para fortalecer el servicio o producto, es necesario construir con el cliente relaciones beneficiosas.

Las relaciones surgen cuando el cliente percibe el valor del producto y su satisfacción. El valor percibido se define como la evaluación entre los beneficios y el coste del producto. Cuando esta combinación es como quiere el cliente, el valor se creará al igual que la relación entre el cliente y la marca o el producto.

Un ejemplo de una marca con éxito que combina a la perfección producto, precio, lugar y promoción es Zara. Esta empresa es conocida por sus diseños similares a los de marcas de moda de gran renombre, pero con un precio mucho más asequible que el de éstas. Pero, ¿qué ha hecho que la marca triunfe? Principalmente, el “fast fashion”, es decir, el hecho de que un producto permanezca en tienda y se desarrolle durante un tiempo breve. También venden menos productos que, por ejemplo, H&M. Esto significa que Zara es más exclusiva, con la ventaja de que si hay malas ventas de un producto, las pérdidas son menores. Es más, los precios son tan bajos que un producto que parece de una marca de lujo es asequible para cualquier persona.

Podemos concluir diciendo que Zara combina a la perfección las 4 P´s, y esto da un resultado de liderazgo a precios razonables.

 


 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *